¿Qué significa adjudicación?

¿Sabes qué significa adjudicación? Adjudicación se define como un acto jurídico donde se le atribuye una cosa a una persona a través de una subasta, licitación o partición hereditaria. Si eres una empresa que se dedica a rentar equipo profesional y estás por cerrar un contrato o licitación con alguna dependencia de gobierno, está información podría interesarte.

Por definición, la adjudicación es el proceso legal mediante el cual un árbitro o juez revisa la evidencia y la argumentación, incluido el razonamiento legal establecido por las partes contrarias o litigantes. Esto para llegar a una decisión que determina los derechos y obligaciones sobre algún bien o inmueble, en caso de no cumplir con lo establecido en un contrato.

Importancia de la adjudicación legal

En ocasiones los contratos entre particulares no culminan bien, es decir, puede darse el caso de que el deudor no le pague al acreedor ante su insolvencia, y este último haga valer un incumplimiento del contrato vía judicial y derivado de esa acción, exista la adjudicación de un inmueble a su favor.

La adjudicación, como acto de autoridad judicial, se refiere al imperio para atribuir la propiedad a una persona, si legalmente procede. El juez transmite la propiedad de un bien en favor de un beneficiario, mediante la declaración judicial de adjudicación dentro de un procedimiento de ejecución.

Sin duda, esta situación puede afectar a las empresas que se dedican a rentar equipos profesionales o inmuebles, por eso es importante conocer cuáles son tus derechos y obligaciones al momento de cerrar un contrato con un cliente. 

¿Qué significa adjudicación para la administración pública?

Desde la perspectiva de la Administración Pública, sobre todo cuando buscas cerrar un contrato con alguna dependencia de gobierno; la adjudicación es un acto administrativo con diversas formalidades de procedimiento, que consiste en la asignación de un contrato para la prestación de servicios o adquisición de bienes.

En pocas palabras, la adjudicación directa es un procedimiento que se realiza sin puesta en concurrencia y por ende sin que exista competencia, adjudicándose el contrato a un proveedor que ha sido preseleccionado para tales efectos por la dependencia o entidad.

Ahora bien, considerando que la licitación pública es el procedimiento de contratación que garantiza como regla general la obtención de las mejores condiciones de contratación, en seguimiento de la política general de contrataciones públicas; la Secretaría de la Función Pública recomienda enfáticamente no utilizar el procedimiento de adjudicación directa en los siguientes casos:

  • Cuando por las características del bien o servicio (incluido obra) de que se trate, sólo exista un contratista o proveedor en el mercado capaz de enajenar el bien o prestar el servicio. Supuesto en que la buena práctica internacional autoriza la adjudicación directa del contrato, siempre y cuando no existan bienes o servicios alternativos o sustitutos técnicamente razonables (arts. 42 frac. I LOPSRM, 41 frac. I y VIII de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público (LAASSP).
  • Tratándose de bienes o servicios que sean objeto de un contrato marco (art. 41 fracción XX de la LAASSP), únicamente para los supuestos en que dicho acuerdo de voluntades autorice que la adjudicación de los contratos específicos, se haga precisamente mediante adjudicación directa y siguiendo el procedimiento que al efecto se ha establecido en el contrato marco, para garantizar que a través de dicho procedimiento de excepción se obtendrán las mejores condiciones de contratación.
Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público
¿Qué significa adjudicación?

Procedimiento para la adjudicación de un contrato público.

Para las empresas que se dedican a rentar equipo profesional, servicios o inmuebles, es importante conocer que estas licitaciones se clasifican en tres tipos, de acuerdo a sus procedimientos:

Licitación pública

Esta adjudicación se realiza mediante concurso, donde la empresa licitante presenta sus propuestas en sobres cerrados, los cuales, se abrirán públicamente para asegurar al gobierno las mejores condiciones disponibles en cuanto al precio.

Licitación por invitación

Es el proceso mediante administración pública convoca a tres proveedores diferentes, que tengan capacidad de respuesta inmediata y que posean los recursos necesarios para participar en la prestación de servicios requeridos por la Administración.

Adjudicación directa

Es el proceso mediante la Administración Pública, adjudica a un proveedor la prestación de un servicio o bien, sin necesidad de una licitación pública, es decir, no se informa ni se publican las bases del concurso.

Así que si eres un negocio dedicado a rentar equipo profesional a alguna dependencia de gobierno, es muy probable que hayas pasado por alguna de estas licitaciones sin siquiera saberlo. Pero está información puede serte de mucha utilidad si buscas cerrar más contratos como estos y buscas destacar entre la competencia. 

Otra forma de ganar estas licitaciones, es ofreciendo a tus clientes las mejores soluciones en materia digital. Para ello te invitamos a leer nuestros blog; donde seguro encontrarás información que te ayudará a ser el líder que siempre has querido y sacarle el mayor potencial a tu negocio dedicado a la renta de equipo profesional. 

¿Te gustaría probar Oliver? Ingresa tus datos y recibe una demo gratis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *