¿Cómo calcular la depreciación de un equipo de cómputo?

¿Sabes qué es la depreciación de un equipo de cómputo? En pocas palabras, con cada día que pasa, tu computadora reduce su valor inicial, a este proceso natural se le conoce como depreciación. Este es un concepto clave en la administración de cualquier negocio, sobre todo para los dedicados a rentar equipo profesional de cualquier tipo. 

Ya que la depreciación de un equipo, se entiende como la pérdida de valor de un bien, como consecuencia de su desgaste con el paso del tiempo, el uso y la obsolescencia. Esto quiere decir que todos los equipos que actualmente tienes en renta o en almacén, tienen un tiempo de vida útil, y pasado este tiempo, se vuelven inutilizables.

Importancia de la depreciación de un equipo de cómputo

Cabe destacar que para que tu negocio dedicado a rentar equipos profesional obtenga el éxito que esperas, además de un buen estudio de mercado, estrategias de marketing y estandarización de procesos; debe estar familiarizado con términos contables. 

Y conocer algunas fórmulas de contabilidad básica como la depreciación de activos, es esencial, pues de esta manera tendrás más claro cuál es costo unitario de tus productos; y cuándo un equipo llega a su valor de rescate o residual. 

De ahí la importancia de saber cuándo un equipo pierde su valor y aún más importante, cuánto y a qué velocidad. Ya que esta información te permitirá programar el mantenimiento, la reparación y el posible reemplazo de tus equipos; haciendo que cada inversión que hagas sea rentable.

Fórmula para calcular el valor residual.

Hay un par de métodos para calcular la depreciación de un equipo de cómputo, pero la principal y más usada, es la lineal. Consiste en restar al valor del activo (el importe que se pagó para su adquisición) al valor remanente y dividirlo por la vida útil.

Así que para iniciar, hay que sacar el valor remanente del equipo; este se calcula teniendo en cuenta el valor inicial y la vida útil. Cada fabricante informa sobre la vida útil promedio de cada activo, ya sea un coche, una maquinaria pesada, o en este caso una computadora. Y cada país tiene su propia regulación, pero en México, una computadora tiene en promedio 5 años de vida, así que la fórmula para calcular el valor remanente, quedaría así:

Valor residual = Valor inicial / vida útil en años

Valor residual = $9,000 / 5 años = $1,800

Teniendo esta información, esta es la fórmula para calcular la depreciación de un equipo: 

Depreciación = (valor inicial – valor residual) / vida útil en años

Depreciación = $9.000 – $1,800 = 7,200 / 5 años = $1,440

Según el método de la depreciación lineal, la depreciación acumulada de una computadora que vale 9,000 es de $7,200. Y registrará una depreciación por año de $1,440, hasta alcanzar su valor residual de $1,800. Quedando de la siguiente manera:

Valor después del 1° año: $7,200

Valor después del 2° año: $7,200 – $1,440  = $5,760

Valor después del 3° año: $5,760 – $1,440  = $4,320

Valor después del 4° año: $4,320 – $1,440 = $2,880

Valor después del 5° año: $2,880 – $1,440 = $1,440, llegando así a su valor residual.

Con Oliver puedes calcular fácilmente la depreciación de un equipo de cómputo

Sin lugar a dudas, está información te servirá de mucho para la toma de decisiones, para la adquisición de nuevos equipos para poner en renta o incluso para determinar el valor en que se lanzará al mercado. No por nada es una de las principales fórmulas contables dentro de un negocio que se dedica a rentar equipo profesional de todo tipo.

¿Pero te imaginas una herramienta TODO EN UNO que te ayude a sacar está información de manera automática? Conoce OLIVER, un avanzado software para administrar negocios de renta de equipo profesional, que te permite gestionar esta y otras tareas contables, realizando la operación y administración empresarial en un entorno seguro y 100% digitalizado.

La herramienta perfecta para tener el control de tu negocio, en la palma de tu mano. ¿Te gustaría recibir una DEMO GRATIS? Déjanos tus datos y un asesor se comunicará contigo.

¿Te gustaría probar Oliver? Ingresa tus datos y recibe una demo gratis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *